Desde sus inicios en 1970, el Colegio Del Bosque atiende e integra en sociedad a las personas que padecen alguna discapacidad y se les trata con dignidad y respeto.

Así, el Colegio es reconocido como pionero en integración educativa y educación académica para alumnos con discapacidad intelectual y músculo-esquelético.

En esta área los alumnos reconocen valores religiosos, éticos y humanos; amplían su vocabulario para comunicarse en diferentes situaciones actuando con iniciativa y autonomía y se les guía para expresar sus sentimientos y regular sus emociones.